JuEvEs PoÉtIcO

MIGUEL HERNÁNDEZ 

(1910-1942)

 

Soneto

 

Mis ojos sin tus ojos no son ojos,

que son dos hormigueros solitarios,

y son mis manos sin las tuyas, varios

intratables espinos a manojos.

No me encuentro los labios sin tus rojos,

que me llena de dulces campanarios,

sin ti mis pensamientos son calvarios,

criando cardos y agostando hinojos.

No sé qué es de mi oído sin tu acento,

ni hacia qué polo yerro sin tu estrella,

y mi voz sin tu trato se afemina.

Los olores presagio de tu viento

y la olvidada imagen de tu huella,

que en ti principia amor y en ti termina.

 

Querer, querer…

 

Querer, querer, querer,

esa es mi corona:

Esa es.

*

Entre las fatalidades

que somos tú y yo, él ha sido

la fatalidad más grande.

*

De la contemplación

nace la rosa;

de la contemplación

el naranjo y el laurel:

Tú y yo del beso aquel.

*

Escribí en el árbol

los tres nombres de la vida:

vida, muerte, amor.

Una ráfaga de amor,

tantas claras veces ida,

vino y los borró.

*

Llegó con tres heridas:

la del amor,

la de la muerte,

la de la vida.

Con tres heridas viene:

la de la vida,

la del amor,

la de la muerte.

Con tres heridas yo:

la de la vida,

la de la muerte, la del amor.

 Hernández, Miguel (1910-1942), poeta y dramaturgo español que manifiesta en sus obras un hondo sentido de la tragedia y una sensibilidad muy propia del siglo XX, empleando para ello las formas líricas españolas tradicionales.

Vida.-

Nació en Orihuela (Alicante) donde comenzó a estudiar en el colegio de los jesuitas pero que tuvo que abandonar muy pronto para ponerse a trabajar repartiendo leche y cuidando ovejas, aunque ya se había convertido en un gran lector de la poesía clásica española (Góngora y Garcilaso, principalmente). Formó parte de la tertulia literaria, en Orihuela, de Efrén Fenoll y Ramón Sijé, con el que establecería una gran amistad. En la década de 1930 se marchó a Madrid donde trabajó como colaborador de José María Cossio en Los toros y se relacionó con poetas como el chileno Pablo Neruda, y los españoles Rafael Alberti, Luis Cernuda y otros. Miembro del Partido Comunista Español, durante la República participó en las Misiones pedagógicas, creadas para llevar la cultura a las zonas más deprimidas de España. Tomó parte activa en la Guerra Civil española y asistió al Congreso internacional de intelectuales antifascistas de 1937 en Valencia. Acabada la guerra intentó escapar pero fue detenido en la frontera portuguesa. Condenado a pena de muerte, se le conmutó por la de treinta años, pero no la cumplió porque la tuberculosis acabó con su vida en 1942 en el penal de Ocaña.

Obra.-

La poesía de Miguel Hernández se caracteriza por su intenso lirismo, tanto en su primera colección de poemas, sumamente elaborados, Perito en lunas (1933) y con una clara influencia gongorina, como en los sonetos de corte clásico de El rayo que no cesa (1936), y que la crítica considera su obra más lograda. Sus poemas tratan principalmente del amor, la muerte, la guerra y la injusticia, temas que conoció y experimentó con intensidad.

Durante la guerra compuso Viento del pueblo (1937), una poesía militante y propagandística como la que también realizaba Rafael Alberti y que llamaba "poesía de guerra". El rostro humano y cruel de la guerra así como el sufrimiento de sus compañeros en el campo de batalla es lo que se ve en El hombre acecha (1938). En la cárcel acabó Cancionero y romancero de ausencias (1938-1941) de un sobrio esteticismo en el que la luz procede de la desnudez de las palabras. Los temas de esta obra son los tradicionales de la lírica popular española como el amor hacia la esposa e hijos, la soledad del prisionero y, por supuesto, las consecuencias de la guerra.

La obra de Miguel Hernández es muy personal y aunque por amistad y edad podía haber formado parte de la

generación del 27 nunca se ha considerado parte de ella, aunque Dámaso Alonso le considera "el genial epílogo del Grupo".

(Información biobibliográfica obtenida de la Enciclopedia Encarta `99).

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Autores consagrados: poemas

Una respuesta a “JuEvEs PoÉtIcO

  1. 【Ķ】【ΐ】【ķ】【ŏ】

    Gracias Juana por tu comentario sobre la homofobia. Todos ellos solo son compañeros, para nada son amigos, y si pudiera no serian ni compañeros, porque valla asco de gente, de verdad… Pero tranquila, a mi no me afecta para nada lo que digan, todo lo contrario, me dan pena, eso es lo unico. y dejarme yo comer terreno? jajajaja parece mentira 😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s