CoNjUrO sIoUx

CONJURO SIOUX

Cuenta una vieja leyenda de los indios Sioux, que una vez llegaron hasta la tienda del viejo brujo de la tribu, tomados de la mano, Toro Bravo, el más valiente y honorable de los jóvenes guerreros, y Nube Azul, la hija del cacique y una de las más hermosas mujeres de la tribu….

– Nos amamos…- empezó el joven

– Y nos vamos a casar….- dijo ella.

– Y nos queremos tanto que tenemos miedo…queremos un hechizo, un conjuro, o un talismán… algo que nos garantice que podremos estar siempre juntos…que nos asegure que estaremos uno al lado del otro hasta encontrar la muerte.

– Por favor…-repitieron – hay algo que podamos hacer?

El viejo los miró y se emocionó al verlos tan jóvenes… tan enamorados…y tan anhelantes esperando su palabra…

– Hay algo….-dijo el viejo- pero no sé…es una tarea muy difícil y sacrificada…

– Nube Azul… -dijo el brujo- ¿ves el monte al norte de nuestra aldea? Deberás escalarlo sola y sin más armas que una red y tus manos… deberás cazar el halcón más hermoso y vigoroso del monte… si lo atrapas, deberás traerlo aquí con vida el tercer día después de luna llena…¿Comprendiste?

– Y tú, Toro Bravo…-siguió el brujo- deberás escalar la montaña del trueno…cuando llegues a la cima, encontrarás la más brava de todas las águilas, y solamente con tus manos y una red, deberás atraparla sin heridas y traerla ante mí, viva…el mismo día en que vendrá Nube Azul… Salgan ahora!

Los jóvenes se abrazaron con ternura y luego partieron a cumplir la misión encomendada… ella hacia el norte y él hacia el sur…

El día establecido, frente a la tienda del brujo, los dos jóvenes esperaban con las bolsas que contenían las aves solicitadas.

El viejo les pidió que con mucho cuidado las sacaran de las bolsas…eran verdaderamente hermosos ejemplares…

– Y ahora qué haremos…-preguntó el joven- ¿los mataremos y beberemos el honor de su sangre?

– No – dijo el viejo.

– Los cocinaremos y comeremos el valor en su carne?- propuso la joven.

– No – repitió el viejo.- Harán lo que les digo: tomen las aves y átenlas entre sí por las patas con esta tiras de cuero… cuando las hayan anudado, suéltenlas y que vuelen libres…

El guerrero y la joven hicieron lo que se les pedía y soltaron los pájaros…el águila y el halcón intentaron levantar vuelo pero sólo consiguieron revolcarse por el piso. Unos minutos después, irritadas por la incapacidad, las aves arremetieron a picotazos entre sí hasta lastimarse….

Este es el conjuro. Jamás olviden lo que han visto… son ustedes como un águila y un halcón… si se atan el uno al otro, aunque lo hagan por amor, no sólo vivirán arrastrándose… sino que además, tarde o temprano, empezarán a lastimarse el uno al otro…

Si quieren que el amor entre ustedes perdure…

"Vuelen juntos…pero jamás atados".

 


Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Relatos

2 Respuestas a “CoNjUrO sIoUx

  1. Juanjo

    Preciosa leyenda, nunca la había escuchado (o leído, en este caso). Y las leyendas más bonitas lo que tienen es mucha sabiduría….mucha razón al fin y al cabo. Es para lo que van pasando de generación en generación para que la gente aprenda, aunque a veces no quede más remedio que aprender de los errores que uno mismo comete, pese a que se lo hayan avisado miles de veces…y es que así es el ser humano….pero y lo que nos reímos algunas veces cuando nos equivocamos?? Esas situaciones cómicas que provocan minutos y minutos de carcajadas, esos momentos si que merecen la pena.Y desde aquí te voy a hacer una petición, cuando tengas un huequito….si puedes….escribas algo acerca de la risa en este espacio, que con lo bien que se te da escribir y reírte, seguro que sale algo fabuloso ;)Pues nada más por hoy, solo decir que ojala pudiese escribir más a menudo, pero el tiempo no es algo que me sobre, jajaja….y también que lo paséis muy bien mañana en la celebración del cumple!!!Un besazo pa’ esa peazo de escritora ;)“Artista tenía que ser, para tener una hija tan guapa”

  2. Juana

    Hola, pirata metrosexual y ojituerto, la descripción parece que se da de patadas pero los dos sabemos por dónde van los tiros… GRACIAS por tu comentario. La verdad es que esta leyenda me la envió mi amiga Marta, la argentina (la sobrina nieta del Ché), y me gustó tanto que pensé que sería bueno ponerla aquí para que la disfrute más gente, aunque pasen de largo y no opinen. Aunque hay por aquí un muchacho agradabilísimo, Tony se llama, a quien le gusta leer, y que me deja unas joyitas de comentarios.En cuanto a lo de la petición. Jajajajajajajaja, me ha sonado a un programa de radio de allá por la baja edad media, cuando el mundo era gris, que se llamaba "Peticiones del oyente", en este caso serían "Peticiones del leyente" (Que conste que no es un neologismo lo que me acabo de marcar. El participio existe aunque no se use). Haré lo que pueda. Si no tiraré de cuentos antiguos o publicados, lo que pasa es que para tí no tienen "cuento". Últimamente no estoy yo muy risueña… ¿Por qué crees que me volqué en esta página después de meses de silencio? Para dar salida a los nervios, para "hablar" (escribir) en la pantalla del ordenador lo que me viniera en ese momento, me he vuelto loca escribiendo poesías, del 27 de Julio al día de hoy tengo unas cien…Bueno, bueno, bueno, doña Juana no desbarres.Cambio de tercio.Te dejo, guapísimo. Siento no verte mañana. Trataré de pasarlo lo mejor posible y disfrutar del día minuto a minuto y, si puedo, echarme alguna carcajada que otra aunque termine llorando… de risa, claro. Ya te contaré más cosas. Tengo novedades. Besitos, Juani.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s